miércoles, 29 de mayo de 2013

Gestión del tiempo


Si queremos gestionar correctamente nuestro tiempo lo primero que debemos aprender a hacer es a valorarlo y darle la importancia que realmente tiene. Siendo conscientes de lo que vale nuestro tiempo seremos capaces de establecer prioridades en las actividades que llevemos a cabo a lo largo del día. Es importante distribuir conscientemente las horas que dedicamos a cada faceta de nuestra vida, a pesar de los contratiempos que se nos puedan presentar ocasionalmente.

Para distribuir las tareas que debemos desarrollar a lo largo del día, es importante tener en cuenta los ritmos individuales. Solo sabiendo en qué momento del día somos más productivos podremos organizar las horas de manera más eficaz. Hay personas que rinden más por la mañana y otras que lo hacen mejor por la tarde. En función de eso distribuiremos las actividades intelectuales de una manera o de otra.

La capacidad de gestionar el tiempo es una habilidad que las empresas valoran cada vez más en sus trabajadores, ya que este factor mejora la productividad y la competitividad de la organización.


Un profesional polivalente que ejecute muchas tareas en poco tiempo, siempre es rentable. Para alcanzar este nivel, hay que decidir cuáles son los objetivos y decidir cuáles nos corresponden ejecutar. En definitiva se trata de priorizar y planificar con criterio.

Sin embargo, existen los “ladrones del tiempo”, que son imprevistos que nos resta minutos e incluso horas de trabajo efectivo. Detectarlos nos ayudará a combatirlos.

Por ejemplo: visitas inesperadas, desorden, comunicación ineficaz, escasa disciplina personal…
 
Queremos conocer tu opinión
¿Tienes muchos ladrones del tiempo?
¿Puedes evitarlos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario