Analizando las ofertas de empleo: consejos básicos

Interpretar de modo erróneo una oferta de empleo puede llevarnos a tener sentimientos de frustración y decepción, bien por recibir continuamente negativas (ser descartados para los procesos de selección) o bien por no recibir respuesta alguna. Todo ello jugará en contra de nuestra motivación a la hora de continuar con nuestra búsqueda de empleo, pudiendo incluso hacernos desistir o abandonar en el intento.

Así pues, para que esto no ocurra, te recomendamos que antes de responder a una oferta, te pares un momento a reflexionar e intentes dar respuesta a alguno de los interrogantes que te planteamos a continuación.
 

Y si no reúno todos los requisitos que piden, ¿mando mi currículum? 


Nuestra opinión es que respondas siempre que cumplas la mayor parte de los requisitos que solicitan.

No te descartes, por ejemplo, por no tener la titulación si lo puedes compensar con tu experiencia; ni por la edad, a veces es una mera orientación; o por no acumular el número exacto de años de experiencia, (por ejemplo, llevas tres años en el sector y piden cinco). Si te ajustas, en sus rasgos generales, al perfil solicitado, que no te echen para atrás las pequeñas diferencias; puedes ser el/la mejor candidato/a que responda. Ahora bien, no siempre se trata de ser el mejor candidato/a, es preferible ser el más adecuado/a.
  

 

 
A veces, incluso, aunque tu currículum no les encaje exactamente para esa oferta, si tu candidatura les has causado una buena impresión, es posible que te tengan en cuenta para otros puestos o para otros procesos de selección en el futuro. Seguro que habrán tomado nota de tus virtudes y cualidades y esa información les puede resultar de utilidad más adelante, además de ahorrarles trabajo en futuras selecciones.


¿Será un timo esa oferta?. "Me "huele" raro..."


A veces hay que tener cuidado con algunos anuncios que parecen ofrecer trabajo ya que detrás sólo hay academias que quieren vender cursos, ofertas que dan muchas facilidades ("trabaje desde casa", "no se necesita formación", etc.) y en realidad esconden trabajos en condiciones laborales precarias (“nadie da duros a cuatro pesetas”), u ofertas de trabajo a cambio de cierta cantidad de dinero o que hay que llamar a un número de pago para tener más datos.

Cuanta más información tengamos mejor será la decisión que tomemos. Así estudiar quién está detrás de la oferta nos puede ayudar a ajustar nuestra respuesta y destacar ciertos aspectos de nuestro Currículum más que otros o hacer mención en la Carta de Presentación a aspectos que consideramos interesantes para ellos. ¿Se trata de una empresa de selección o de la misma empresa?.

A veces podemos saber quién está detrás de la oferta aunque no se mencione directamente; por ejemplo, fijándonos en el correo electrónico o la dirección a la que hay que responder, o por la información que nos dan: Importante empresa multinacional del automóvil ubicada en Figueruelas (Zaragoza) necesita... (seguro que ya has intuido de que empresa se trata, ¿verdad?, y si no es así, seguro que ya se te ha ocurrido por dónde empezar a investigar…)

Una vez analizado el anuncio, te recomendamos:
  • Ampliar al máximo la información sobre la empresa/ puesto
  • Responder con la mayor brevedad posible.
  • Revisar bien lo que envías.
  • Adaptar tu candidatura al perfil solicitado.
  • Guardar copias de los anuncios a los que respondas junto con una copia de tu Currículum Vitae, tu Carta de Presentación o correo electrónico.


Si tienes alguna duda sobre éste o cualquier otro tema relacionado con tu búsqueda de empleo, puedes consultar a un tutor en Inaem Orienta.

Síguenos en Facebook y Twitter



Comentarios

Entradas populares de este blog

Consejos para activar tu inscripción en la Bolsa de Empleo del SALUD

¿Dónde puedo encontrar trabajo en las fiestas del Pilar?

Cuidado: Un contrato mercantil No es un contrato de trabajo