Los ladrones del tiempo: causas fundamentales de la ineficacia.

Los ladrones de tiempo son esa suma de imprevistos que te resta minutos e incluso horas de trabajo efectivo. Detectarlos te ayudará a combatirlos.
 
Los diferentes factores que aparecen pueden ser externos a nosotros e, incluso, ser generados por nosotros mismos. Hay ladrones del tiempo autogenerados y externos. Veamos a continuación cada uno de estos grupos.
 

Algunos ladrones del tiempo autogenerados
  • Desorganización: nuestra organización depende de nosotros mismos. Somos dueños de nuestros recursos y soberanos para tomar decisiones. Si no definimos planes y no organizamos nuestras tareas, difícilmente obtendremos los mejores resultados. La organización ayuda a desarrollar un mayor número de actividades y es una pieza fundamental para conseguir objetivos.
  • Estilo de Trabajo: nuestra forma de entender el trabajo, nuestros hábitos diarios, nuestro individualismo o nuestra necesidad constante de relación. Nuestra forma de trabajar influye en nuestra eficacia. Algunos comportamientos roban tiempo y afectan al desempeño.
  • Incapacidad de Decir No: la falta de asertividad es uno de los grandes ladrones del tiempo. ¿Qué haces cuando viene un compañero o colega de trabajo y te pide ayuda?, ¿y cuándo viene el siguiente?, ¿y el siguiente?. ¿Qué haces cuando aparece un cliente o un proveedor al que no esperabas y que rompe tu ritmo de trabajo?. El miedo al conflicto, el miedo a transmitir una mala opinión, en definitiva, el miedo al rechazo que muchas personas tienen hace que sean incapaces de “decir que no” ante las interrupciones. Revisa esta cuestión para optimizar tus resultados.
  • Falta de Interés hacia lo que hacemos: la motivación y el entusiasmo es fundamental para unos buenos resultados. Si las actividades que realizamos no nos interesan, nos aburren y despiertan todos nuestros mecanismos de defensa. Rápidamente tendemos a postergar y a cambiar de tarea. Pon entusiasmo en lo que haces para aprovechar tu tiempo. Ten en cuenta que lo que has decidido que tienes que hacer te ayudará a conseguir tus objetivos.

Algunos ladrones del tiempo externos
  • Visitas Inesperadas: en el ámbito profesional resulta muy habitual la aparición de visitas no planificadas. Lógicamente, esto supone un elemento clave a gestionar para no perder eficacia.
  • Falta de Puntualidad:  Si hemos priorizado las actuaciones que tenemos que hacer y hemos definido el tiempo que asignaremos a cada una de ellas, cualquier cambio o retraso en éstas, afectará negativamente a nuestro desempeño.
  • Reuniones Improductivas: las reuniones son otro de los caballos de batalla del éxito profesional. Son muchos los cursos y seminarios que se convocan sobre este tema porque, por regla general, el nivel de aprovechamiento de las reuniones es escaso. Falta de puntualidad, falta de orden del día definido y carencias en el manejo de las comunicaciones son algunos de los factores que definen la dinámica de muchas reuniones.
  • Otros ladrones del tiempo: correo electrónico, redes sociales, internet, prensa,… Así hasta un sin fin de cuestiones que amenazan a diario con consumir nuestro tiempo. La tecnología y los nuevos medios de comunicación son herramientas muy interesantes en el mundo actual, pero nuestra capacidad para gestionarlos adecuadamente es clave en nuestros resultados.

Seguramente habrás experimentado alguno de estos “ladrones” en tu día a día. Seguramente habrás pensado en alguna ocasión “no soy dueño de mi tiempo”. Y esto es porque combatir y atajar los ladrones del tiempo es algo realmente complicado.



 
Recuerda los siguientes puntos:
  • identifica y define perfectamente cuáles son tus objetivos
  • selecciona las tareas que necesariamente tienes que hacer para cumplirlos, priorízalas y ponlas en un calendario
  • identifica tus principales ladrones del tiempo exógenos y autogenerados
  • pon en práctica las diferentes recetas que hemos comentado para combatir estos ladrones.

Si quieres ampliar esta información o realizar cualquier consulta, te recomendamos que contactes con un tutor de Inaem Orienta.

Síguenos en Facebook, twitter y linkedin

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consejos para activar tu inscripción en la Bolsa de Empleo del SALUD

¿Dónde puedo encontrar trabajo en las fiestas del Pilar?

Cuidado: Un contrato mercantil No es un contrato de trabajo