Buscar trabajo cuando se está trabajando

Mejora de condiciones laborales, situación incómoda, conflictiva o de incertidumbre en el puesto de trabajo, crecimiento profesional, sentir que has tocado techo en tu empresa... son algunos de los motivos más habituales que justifican la búsqueda de un nuevo empleo.


Buscar trabajo cuando se está trabajando

"Si algo no te gusta, cámbialo. Si no puedes hacerlo, cambia tu actitud". Anónimo

Cambiar de puesto trabajo mientras estás trabajando puede tener ventajas e inconvenientes.


Entre las principales ventajas que nos encontramos es la de poder ser mucho más selectivo o selectiva a la hora de elegir la oferta de trabajo. 

Los y las profesionales que buscan trabajo mientras estás trabajando tienen más oportunidades que las personas desempleadas. El estar integrado o integrada en el mercado laboral, te permite seguir generando contactos para tu red profesional, y mantener tus competencias y habilidades al máximo. Sin olvidar que vas a disponer de mayor capacidad para negociar las condiciones de tu contratación, sin embargo, te vas a encontrar con algunas dificultades como la falta de disponibilidad para asistir a las entrevistas de trabajo en determinado horario, no disponer de tiempo suficiente para realizar las acciones de búsqueda de empleo, etc.

A todo esto se añade el hecho de conseguir mantener la nueva búsqueda de forma discreta para no poner en riesgo tu actual puesto de trabajo. 

Algunas personas que buscan trabajo mientras están empleadas lo hacen de forma abierta comunicándolo a sus responsables y compañeros o compañeras de trabajo, debido a determinadas circunstancias laborales. Otras, lo hacen de forma discreta. 

Cualquiera que sea tu situación, es mejor que tengas en cuenta estas recomendaciones:




Analiza la verdadera razón para cambiar de trabajo. No tomes decisiones basadas en expectativas poco realistas. Dedica un tiempo a pensar realmente qué tipo de trabajo te gustaría conseguir, qué sueldo pretendes percibir, etc…

Si la empresa conoce tus intenciones  puede poner en duda tu compromiso y lealtad hacia la misma, y la consiguiente pérdida de confianza. Aunque en algunas ocasiones puede ser beneficioso hablar directamente con tu jefe o jefa. En esta caso es importante analizar la relación que mantienes (si es cercana o no).

Pero, ¿puedo informar a mi responsable que tengo una entrevista? Ante esta cuestión no existe una respuesta única, ya que habría que analizar el contexto personal y laboral (el tipo de relación que mantengas con tu responsable, las razones por las que te impulsan a hacer entrevistas...).

En el caso de que tu superior sea una persona asertiva, te escuchará e intentará comprender los motivos que te han llevado a esta situación. Por supuesto, si al final decides comunicarlo elige el momento adecuado.

Recuerda también que deberás controlar todos tus comentarios en tus Redes Sociales. Te recomendamos incluir en tu CV alguna referencia indicando que necesitas que tus datos se mantengan estrictamente confidenciales. Lo normal es que desde los Departamentos de Recursos Humanos mantengan la confidencialidad de los perfiles.

No busques trabajo en tu horario laboral ni uses los recursos de tu empresa. Por mucho que borres el historial de navegación de tu ordenador, debes conocer que las empresas disponen de sistemas de monitorización de los accesos a la red. Tampoco se recomienda utilizar el teléfono del trabajo, ni el mail corporativo como forma de contacto.  No conviertas tu centro de trabajo en tu oficina de búsqueda de empleo.

En la medida de lo posible es recomendable asistir a las entrevistas fuera de la jornada laboral. Esto no siempre es posible, así que intenta buscar un argumento neutro. Si te encuentras en la última fase del proceso de selección plantéate usar días de vacaciones o de asuntos propios.

Administra tu tiempo. Deberás planificar el tiempo que dispones para búsqueda de forma exhaustiva, ya que trabajando a la vez será más difícil sacar momentos para realizarla.
Ten en cuenta que una vez que has tomado la decisión de cambiar de trabajo, asume que implica un riesgo, como cualquier cambio.

Recuerda que en INAEM Orienta cuentas con un equipo humano que te ayudará y guiará, siempre que lo necesites.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Tarjeta del paro suspendida: ¿Qué hago?

Quiero trabajar de lo que sea