Ofertas de empleo falsas II

Hace un tiempo, y debido al aumento de ofertas falsas de empleo, compartimos con vosotros la importancia de reconocer algunas de las prácticas más extendidas, para evitar que nos engañen.

A modo de recordatorio, volvemos a enumerarlas:
  • Estafa piramidal. Ofertas que prometen “hacerse rico” a cambio de una pequeña inversión y captación de nuevos socios.
  • Utilización del spam, es decir, envío generalmente masivo de mensajes no solicitados, no deseados o de remitente desconocido, normalmente publicitarios. Tras realizar un abono, la “empresa” desaparece o continúa solicitando dinero hasta que el candidato es consciente de la estafa.
  • La compra de material para trabajar desde casa a cambio de ganar grandes cantidades de dinero es otro engaño consistente en ingresar dinero por un material que jamás rentará lo prometido.
  • Ofrecer una gran contraprestación económica  actuando como mediador en transacciones internacionales puede esconder prácticas de blanqueo de dinero.
  • Organizaciones de Consumidores y Usuario han registrado casos de falsas ofertas de trabajo que  remiten  a teléfonos de tarificación especial (803, 806, 807...).
 
Hoy queremos volver a hacer especial hincapié en las ESTAFAS TELEFÓNICAS con falsas ofertas de empleo, ya que, a pesar de los continuos avisos de las Fuerzas de Seguridad, miles de personas siguen siendo víctimas de estos fraudes. Los timadores, con la excusa de tomar nuestros datos para la oferta de empleo, nos mantienen a la espera durante un largo período de tiempo, mientras el contador de la llamada continúa corriendo. Todo esto puede originar que, por ejemplo, una llamada de 30 minutos desde un móvil, puede salir por más de 120 euros.

Una vez pasada esa media hora, que es la duración máxima que por ley pueden tener este tipo de llamadas, lo habitual es que se corte la llamada, por lo que sería necesario volver a llamar, generándose una nueva factura.

Los estafadores carecen de escrúpulos y se aprovechan de la desesperación de las personas que están buscando trabajo, y por ello no dudan en tácticas que impliquen pedir dinero a cambio de algo, solicitar que llamemos a un número de tarificación especial, pedir demasiada información personal, datos de cuentas bancarias, tarjetas de crédito o hacernos partícipes, sin saberlo, en la comisión de un delito.

La lógica y el sentido común, son nuestra mejor arma para no dejarnos engañar. Debemos estar siempre alerta y mantener la cabeza fría para reconocer estas "artimañas".

Si quieres ampliar esta información haz clíc aquí

Recuerda que en Inaem Orienta tienes a tu disposición un servicio de información de ofertas adaptado a tus intereses profesionales.

Fuente: citapreviainem.es
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consejos para activar tu inscripción en la Bolsa de Empleo del SALUD

¿Dónde puedo encontrar trabajo en las fiestas del Pilar?

Cuidado: Un contrato mercantil No es un contrato de trabajo