Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

Un empleo en 2014

Imagen
Estamos a las puertas de dejar atrás el 2013 y puede ser un buen momento para definir o redefinir nuestros propósitos para el año que empieza. Sin duda, uno de los deseos que más se repetirá estos días, será el de encontrar un empleo, pero también, por qué no, es lícito intentar mejorar o conservar el que se tiene actualmente.

Cualquiera que sea el objetivo que hayas elegido, entendemos que para dar los primeros pasos es importante reflexionar sobre algunos aspectos básicos para conocer las posibilidades que tienes de encontrar un empleo en un mercado laboral en continuo cambio. Estas posibilidades dependen elementos como: Tus características personales y experiencia. La situación del mercado de trabajo.La oferta de puestos de trabajo y el número de personas que demandan empleo.
Conviene, por tanto, estar al día de aquello que está demandando el mercado laboral, y a modo de ejemplo, hace unos días, linkedin publicaba a través de su blog un listado de habilidades que tenían reflejadas …

La comunicación no verbal en la entrevista de trabajo

Imagen
En una entrevista de trabajo, como en tantas otras interacciones de nuestra vida diaria, tan importante es lo que le contamos a la persona que nos entrevista, como lo que expresamos con nuestro lenguaje corporal (aunque a veces lo hagamos de manera inconsciente).

El lenguaje corporal no es otra cosa que lo que transmitimos al mismo tiempo del lenguaje verbal (o en su lugar) a través de nuestros movimientos corporales y gestos.

Un mensaje efectivo requiere que el comportamiento verbal y no verbal vayan en la misma dirección, es decir que el significado explícito del comportamiento verbal coincida con el significado implícito del comportamiento no verbal.

Cuando existe inconsistencia entre estos dos comportamientos, es el comportamiento no verbal el que cobra más relevancia y el que más impacta en su interlocutor.

A continuación te proponemos algunas reflexiones sobre aquellos aspectos o habilidades básicas más relevantes que intervienen en dicho comportamiento no verbal:

El tono emoc…

Creer es Poder

Imagen
A menudo oímos que son nuestras creencias y pensamientos son los que determinan las emociones que experimentamos y el posterior comportamiento que llevamos a cabo.
Así pues, los pensamientos negativos que pasan por nuestra mente (“no valgo para nada”, “soy un desastre”, “nunca encontraré trabajo…”), provocan una reacción emocional desagradable o contraproducente (“me siento mal”), lo que a su vez, ocasionará un comportamiento que no suele beneficiarnos (“dejo de buscar trabajo”).
La buena noticia es que, también está demostrado que el cerebro es muy flexible y moldeable, o lo que es lo mismo, si le mandamos mensajes positivos, si lo educamos, podemos provocar nuevas reacciones emocionales y por tanto nuevos comportamientos.

Por tanto...Si piensas que PUEDES, estás en lo cierto y si piensas que NO PUEDES…también
Del mismo modo, la "competencia" que nos permite gestionar las emociones y sentimientos y decidir cómo expresarlos, lo conocemos como autocontrol emocional.
El domin…

Analizando las ofertas de empleo: consejos básicos

Imagen
Interpretar de modo erróneo una oferta de empleo puede llevarnos a tener sentimientos defrustración y decepción, bien por recibir continuamente negativas (ser descartados para los procesos de selección) o bien por no recibir respuesta alguna. Todo ello jugará en contra de nuestra motivación a la hora de continuar con nuestra búsqueda de empleo, pudiendo incluso hacernos desistir o abandonar en el intento.
Así pues, para que esto no ocurra, te recomendamos que antes de responder a una oferta, te pares un momento a reflexionar e intentes dar respuesta a alguno de los interrogantes que te planteamos a continuación. Y si no reúno todos los requisitos que piden, ¿mando mi currículum? 
Nuestra opinión es que respondas siempre que cumplas la mayor parte de los requisitos que solicitan.

No te descartes, por ejemplo, por no tener la titulación si lo puedes compensar con tu experiencia; ni por la edad, a veces es una mera orientación; o por no acumular el número exacto de años de experiencia,…