viernes, 23 de enero de 2015

El teletrabajo como modalidad laboral.

Se denomina teletrabajo al desarrollo del puesto mediante el uso de las tecnologías de la información y comunicación desde un espacio diferente al lugar físico de la empresa que ofrece los bienes o servicios y de la que los demanda.


En España, la Ley 3/2012 de medidas urgentes para la Reforma del Mercado Laboral supone la primera regulación del acuerdo entre trabajador y empresario que establece el trabajo a distancia. Esta nueva normativa se aleja del anterior contrato de trabajo a domicilio -artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores (Ley 8/1980 de 10 marzo 1980)- en la que se definía como aquel que se desarrollaba “sin vigilancia del empresario”.

Aunque la tendencia general constata que es una modalidad poco frecuente entre los países de la Unión Europea, y a pesar de que España se encuentra por debajo de la media europea, su uso va aumentando de forma gradual. Según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), durante el último año, el 22% de las empresas españolas ofreció a sus trabajadores opciones de teletrabajo.

Asimismo, esta tendencia se traslada al ámbito de lo público. Durante 2014, desde la administración de la Comunidad Autónoma de Aragón, se impulsó un programa piloto de teletrabajo para mejorar la integración laboral de determinados colectivos: personas con discapacidad, responsabilidades familiares o especiales dificultades de desplazamiento.

Del mismo modo, el programa piloto se extenderá también a puestos de trabajo que por sus características puedan ser desempeñados a distancia de una forma no presencial.

De los resultados obtenidos dependerá la implementación más generalizada mediante la creación de la correspondiente norma reglamentaria. 

Por todo ello, tanto en la empresa privada como en la administración pública, se presenta como una modalidad de prestación de servicios en crecimiento, aunque lejos de calificarse como consolidada.

Numerosos estudios al respecto muestran los pros y contras de la implementación del teletrabajo:

Ventajas
  • Ahorro de costes.
  • Mejora de la productividad.
  • Posibilidad de contratación del personal más cualificado, independientemente de su lugar de residencia.
  • Flexibilidad horaria.
  • Reducción del estrés.
  • Disminución de las emisiones de CO2.
  • Mejora de la calidad de vida de los trabajadores
Inconvenientes
  • Aislamiento del trabajador y pérdida de relaciones interpersonales.
  • Riesgo de sedentarismo.
  • Dificultad para establecer una barrera entre el ámbito privado y el profesional.
  • Coordinación entre los equipos de trabajo.
  • Necesidad de definir nuevos marcos legales y reglamentarios.

Y tú, ¿qué opinas sobre el teletrabajo?



Puedes contactar con un tutor/a online, registrándote de forma gratuita en INAEM Orienta.


Visítanos en Redes Sociales: Facebook, Twitter, LinkedIn.

1 comentario:

  1. Francamente, si el trabajo esta bien definido y el trabajador es competetente, no veo ningun inconventientes, los incovenientes del articulo la verdad no son inconvenientes, las relaciones interpresonales se hacen fuera del ambito de trabajo, en el ambito de trabajo en la mayor parte de las ocasiones las relaciones interpersonales causan muchisimo estres y frustracion.
    Somos un pais demasiado anclado a mantener lo viejo, cada pequeño cambio que se

    ResponderEliminar