jueves, 9 de octubre de 2014

¿Qué quiero y qué puedo hacer?


Una vez finalizada la fase de conocimiento personal y profesional, es el momento en que hace falta que tomes una decisión con relación a tu futuro profesional y que definas tus objetivos profesionales a corto, medio y largo plazo, basándose en los resultados de la reflexión y autoanálisis realizados hasta el momento.

Para que una búsqueda de empleo tenga éxito, es necesario que dediques un tiempo a pensar, qué quieres y qué puedes hacer.



Objetivo profesional: ¿Qué quiero hacer?

Es la elección de ocupación que quiero llegar a realizar en un periodo de tiempo determinado, a corto, medio o largo plazo teniendo en cuenta mis intereses, necesidades, motivaciones, gustos…

La definición del objetivo profesional tiene que estar realizada por ti que eres quién inicias la búsqueda de empleo.
 
Si lo defines puedes tener más posibilidades de acceso al mercado laboral e incluso de permanencia en el mismo.

Una vez que sabes lo que quieres hacer, tienes que tomar conciencia de lo que eres y puedes aportar al mercado laboral.

Perfil profesional: ¿Qué puedo hacer?

Se trata de realizar un inventario personal que te permita reflexionar sobre tus posibilidades respecto a los puestos que más te interesan.
 
Sería conveniente analizar las habilidades, competencias, formación y experiencia laboral que posees para así, poder obtener tu perfil.

Una vez que conozcas tu perfil profesional es importante que veas si se ajusta a los posibles puestos de trabajo que ofrece el mercado laboral al que quieres acceder. El siguiente paso será conocer el mercado laboral.

Tener, en un momento determinado, un objetivo profesional no quiere decir que no se pueda cambiar. Es posible que, transcurrido un cierto tiempo, descubras que la ocupación escogida no es la ideal, entonces podrás cambiar o adaptar el objetivo a las nuevas circunstancias.

Tampoco significa que no puedas trabajar en trabajos temporales que no estén relacionados con su objetivo profesional. Muchas veces, la necesidad económica hace inevitable que se tenga que trabajar en el primero que se presenta, pero esta situación no es incompatible con seguir buscando el trabajo ideal.
 
El tiempo que dedicas a definir tu objetivo profesional lo tienes que ver como una inversión que dará sus frutos en un futuro no muy lejano, ya que aumentará la eficacia de cada paso que das hacia el mercado laboral.  Un conocimiento del mercado de trabajo de tu área y del comportamiento de las ocupaciones es imprescindible para poder tomar una decisión con relación al objetivo profesional.

Si quieres ampliar este tema, te invitamos a visitar el apartado de autoconocimiento de Inaem Orienta. Recuerda que también puedes consultar a un tutor on line, registrándote en nuestra web.

Puedes seguirnos también en las redes (Facebook, twitter, linkedin)

No hay comentarios:

Publicar un comentario