¿Por qué soy la persona ideal para este puesto? El currículum por competencias (I)

En Inaem Orienta nos hemos referido en numerosas ocasiones a la importancia del Curriculum Vitae y a la necesidad de adaptarlo a los distintos puestos y ofertas, en nuestro proceso de búsqueda de empleo. El objetivo de un currículum es siempre el mismo: llamar la atención de la persona encargada del proceso de selección y conseguir una entrevista de trabajo. Pero la forma de facilitar, organizar y enfocar la información que contiene difiere en función del tipo de currículum que utilicemos. En las próximas entradas del blog centraremos nuestra atención en uno de ellos, que ha cobrado una importancia creciente en los últimos años: El currículum por competencias.


CV pantalla táctil

¿Qué son las “competencias” y por qué son importantes?


En la actualidad, las empresas tienden a una gestión por competencias de los recursos humanos, de modo que su personal se ajuste, con sus conocimientos, destrezas y habilidades, a las funciones y tareas concretas que debe desarrollar en su puesto de trabajo. Nuestro currículum será más útil si se adapta a esta forma de gestión empresarial.

Las competencias son características individuales (conocimientos, capacidades, habilidades, actitudes, valores,…) que están relacionadas con el puesto de trabajo y que se pueden, de algún modo, medir o demostrar.

Podemos distinguir dos tipos de competencias:
  1. Conocimientos específicos: son los conocimientos técnicos necesarios para realizar las diferentes actividades.
  2. Habilidades/destrezas (normalmente se adquieren mediante formación y experiencia) y capacidades (muchas de ellas se relacionan con rasgos o características personales, más difíciles de adquirir y modificar), que se necesitan para desarrollar de forma satisfactoria las funciones que conlleva el puesto de trabajo.

Muchas competencias son “transferibles”, es decir, sirven para sectores, puestos y funciones diferentes. Es importante reflejar cómo he adquirido las diferentes competencias y cómo las utilizo. Algunas de las más demandadas por las empresas en la actualidad son: habilidades tecnológicas y digitales, trabajo en equipo, liderazgo, resolución de conflictos, comunicación o iniciativa, entre otras.


Consejos para redactar un currículum por competencias


Importancia del CV
Aunque, como veremos, hay una serie de pasos que pueden seguirse a la hora de organizar la información, no hay modelos rígidos o estructuras únicas de CV por competencias ni grandes diferencias en cuanto a los apartados que se incluyen en un currículum tradicional, cronológico o funcional; se trata de un modo diferente de preparar, enfocar y redactar el CV.

El primer paso es reflexionar, analizar y hacernos preguntas: ¿qué he hecho?, ¿qué sé hacer y cómo?, ¿qué me hace diferente?, ¿qué busco y qué objetivo profesional tengo? Esta parte es básica y fundamental para el CV por competencias. El autoconocimiento y análisis personal y profesional va a ser el que condicione el contenido de la información necesaria para cumplimentar el currículum.

El currículum por competencias requiere más tiempo y esfuerzo, es más personal, amplio y completo, centrándose en los conocimientos, habilidades y cualidades de cada persona, en relación al puesto de trabajo al que opta, por lo que resulta también imprescindible un análisis pormenorizado de la descripción de dicho puesto.

Este tipo de CV pretende destacar habilidades, capacidades y logros y debe contestar a esta pregunta: ¿por qué soy la persona idónea para este puesto?

El objetivo es un mejor conocimiento de cada candidato/a, en función de los requisitos exigidos, para realizar mejor sus funciones propias y/o en relación a un equipo de trabajo.


¿Cómo organizo mi CV por competencias?


A pesar de no haber un modelo único, es útil seguir un orden a la hora de introducir los datos necesarios, estructurándolo en apartados que proporcionen una información clara y organizada. Éstos son los más importantes, que os ayudarán en su elaboración:
  • Datos personales
  • Objetivo profesional y perfil profesional: Qué quiero y qué puedo ofrecer (qué competencias y capacidades tengo para desempeñar una profesión/ocupación concreta).
  • Formación académica: reglada y complementaria, que sea relevante para el puesto de trabajo.
  • De forma opcional, si disponemos de conocimientos y habilidades en estos ámbitos y tienen relación con el puesto, podemos incluir los apartados de Informática (especificando programas y aplicaciones y nivel de manejo) e Idiomas (indicando nivel y destrezas). 
  • Experiencia profesional, indicando empresas y puestos en los que he trabajado, tiempo de permanencia, funciones desarrolladas, cuáles han sido nuestros principales logros y competencias adquiridas en cada una de ellas (qué he aprendido).
  • Otros datos. Este apartado no es obligatorio, pero permite incluir información que no encaja en otros apartados en cuanto a conocimientos, habilidades, experiencia y/o actitudes, siempre y cuando esté relacionada con el puesto de trabajo; por ejemplo, tareas de voluntariado, premios, publicaciones, carnés profesionales e incluso aficiones.
Es importante que la información que aportas al CV sea breve, precisa, bien organizada y visualmente atractiva. Al mismo tiempo, debes conseguir que sea diferente y original para captar la atención de la persona encargada de la selección y diferenciarte de otras candidaturas.



CV en entrevista de trabajo


En el próximo post, veremos ejemplos, recursos y herramientas que pueden guiarnos y ayudarnos a la hora de redactar el currículum por competencias, así como sus principales ventajas y los casos en que es más recomendable su uso.

Te recordamos que puedes acceder a nuestros talleres y consultar el apartado de herramientas de nuestra página web para obtener información completa sobre el currículum vitae, así como solicitar la ayuda de tu tutor/a.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Deseas trabajar durante las Fiestas del Pilar 2018?

Ya no tienes excusas para formarte

Trabajar en la nieve: ARAMON abre su oferta de empleo para la temporada de invierno 2018-2019