La revolución de “Big Data” en el empleo y la formación (I)

La tecnología y la transformación digital en la que estamos inmersos, con el uso diario de múltiples dispositivos tecnológicos (pagos electrónicos, ordenadores, móviles, GPS, ... etc) generan una enorme cantidad de datos. Términos como “Big Data”, “Inteligencia Artificial” o “huella digital”, son ya habituales en los medios de comunicación para referirse a esta información y a la forma de gestionarla.

En el post de esta semana y en posteriores entradas del blog de Inaem Orienta analizaremos las repercusiones y la utilidad de estos DATOS en el entorno laboral y empresarial, en especial en los procesos selectivos, así como las necesidades y oportunidades que generan en los ámbitos del empleo y la formación, con nuevos perfiles profesionales, y los riesgos y desafíos que su uso plantea.




¿Qué significa y para qué se utiliza BIG DATA?


El concepto “Big Data” hace referencia al masivo volumen de datos generados por el uso cada vez mayor de la tecnología, así como a la labor y a las técnicas de almacenamiento, clasificación, análisis y difusión de esa información, imposible de manejar mediante sistemas tradicionales de bases de datos.

Big Data almacena y convierte los datos en conocimiento útil para una mejor toma de decisiones en los diferentes sectores, empresas, áreas y/o negocios, de modo que se consigan mejores resultados (es lo que se conoce como “inteligencia de negocio”).

El concepto de Big Data se caracteriza por su enorme VOLUMEN de datos, su gran VARIEDAD y la VELOCIDAD que se requiere en el tratamiento de éstos y en la respuesta para una toma de decisiones efectiva en tiempo real.

El ritmo al que crecen los datos hace necesario disponer de plataformas, aplicaciones, técnicas y herramientas complejas para recopilar, almacenar, gestionar y dar valor a esos datos para que sean útiles en cada sector en el que se utilicen.



Big Data en los procesos de selección de personal


Tecnología y red de contactos profesionales
Los profundos cambios que se han producido en el mercado de trabajo han incidido también en la forma de llevar a cabo los propios procesos selectivos, con la dificultad que supone elegir entre muchas candidaturas la más adecuada. La selección del personal idóneo para cada puesto y/o tarea tiene una gran repercusión en los resultados y productividad de la empresa, pues finalmente el éxito de las empresas o negocios reside, en buena medida, en las personas que la componen, en su “CAPITAL HUMANO”.

En los últimos años, las empresas y organizaciones han comenzado a utilizar la tecnología en los procesos de reclutamiento y selección de personal para optimizar estos procesos y gestionar y retener el talento existente en las organizaciones.

Medir diferentes aspectos y traducirlo a datos y cifras sirve a los departamentos de Recursos Humanos para analizar y conocer las causas de determinados problemas o fenómenos de la organización, para predecir acciones o comportamientos de las personas que optan a trabajar en ella y, finalmente, para tomar decisiones basadas en este análisis.

Los datos que se obtienen sobre competencias, habilidades, conocimientos, intereses, capacidades o expectativas son decisivos para planificar y decidir qué personas son necesarias y adecuadas para desarrollar las diferentes tareas y puestos, así como para llevar a la práctica la estrategia y valores de cada empresa.

Al mismo tiempo, pueden obtenerse datos muy valiosos de las personas que ya están trabajando en las organizaciones. Todos los aspectos que tienen relación con la gestión de personal, (procesos de selección, salarios, formación, condiciones de trabajo, etc) pueden ser medidos y analizados para intentar mejorarlos.

La utilización de datos en los procesos de selección y en la mejora de la gestión de las empresas supone también un cambio en las personas responsables de estos procesos, que deben tener los conocimientos necesarios en esta materia, para saber manejar los datos de forma adecuada, así como algunas competencias básicas, como la capacidad analítica.

¿Qué datos se analizan?: La huella digital


Huella digital y Big Data
Se puede obtener una gran cantidad de información de las personas a través del “rastro” que éstas dejan en la red, de su “huella digital”: datos y cifras acerca de nuestra actividad en redes sociales (Twitter, Facebook y LinkedIn), contenidos publicados, actualización de datos, frecuencia de participación en foros y redes sociales, grupos a los que pertenecen, gustos, aficiones, intereses, fotos y publicaciones que compartimos, forma de expresarnos o nuestra actividad en Internet, entre otros muchos. Cualquier dispositivo que se utiliza y se conecta a la red genera datos susceptibles de medirse y analizarse.

Ten en cuenta que las empresa utilizan las redes sociales como medio para reclutar a su personal (sobre todo LinkedIn) y consultan la actividad de candidatos/as, por lo que debemos analizar y pensar  de forma previa cualquier acción que llevamos a cabo, que va a tener repercusión (en sentido positivo o negativo) de cara a la búsqueda de empleo.

Todos los datos y cifras obtenidos deben integrarse e interpretarse, realizándose un análisis conjunto, de modo que usando algoritmos y fórmulas pueda, por ejemplo, predecirse el éxito de la persona candidata en relación con un puesto determinado.

A la hora de seleccionar candidatos/as,  se tendrán en cuenta no sólo los datos obtenidos a partir de nuestra huella digital, que nos van a proporcionar una información muy amplia y variada sobre aspectos relevantes para los puestos de trabajo, sino el resto de elementos del proceso selectivo, como el currículum y las diversas pruebas que se hayan podido realizar (test de personalidad, pruebas psicotécnicas, dinámicas de grupo, entrevista, etc). 

Como ves, es importante trabajar y actualizar nuestro perfil en las redes sociales y pensar que nuestra actividad en la red va a conformar nuestra “marca personal” y pasa a formar parte de nuestro currículum, por la información adicional que proporciona.


Uso de nuevas tecnologías en la búsqueda de empleo
A través de los distintos apartados de Inaem Orienta podrás obtener información actualizada de noticias, ofertas de empleo y cursos relacionados con el sector tecnológico y Big Data que, como hemos visto,  presenta una enorme capacidad y un gran potencial de crecimiento en el ámbito del empleo. También puedes  mejorar tus habilidades digitales y tus competencias con nuestros talleres. Aprovecha las nuevas tecnologías y aumenta tus posibilidades de acceder a un puesto de trabajo.



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Certificados de profesionalidad: mejora tu cualificación y tu empleabilidad

Descubre los nuevos cursos gratuitos de formación para el empleo de Zaragoza Dinámica

Centros Sociolaborales, una vía alternativa de formación para jóvenes