¡No dejes de formarte! El reto del aprendizaje permanente

La formación continua y el aprendizaje a lo largo de la vida resultan hoy necesarios y fundamentales, facilitando la mejora y la actualización en el terreno personal y profesional y permitiéndonos acceder a más y mejores oportunidades.
En este post, analizaremos las claves y objetivos del aprendizaje permanente y sus principales beneficios en relación con el empleo.


Aprendizaje permanente


Objetivos y desafíos del aprendizaje permanente

Dentro del aprendizaje permanente, la educación de personas adultas, en sentido amplio y en los distintos niveles, resulta clave para el empleo y para el crecimiento económico. Las estadísticas indican, sin embargo, que la participación en acciones educativas y formativas es muy baja.
Por esta razón, la Unión Europea considera la educación permanente de adultos (entre 25 y 64 años) un objetivo estratégico prioritario. Se pretende que para el año 2020 todos los Estados miembros alcancen un índice del 15% de participación de adultos en las distintas vías de educación y formación. Hay grandes diferencias entre los distintos países. En el año 2016, España se situó en el 9,4%, y Aragón en el 11,4%.
Las diversas medidas adoptadas pretenden:
 
Educación de adultos
  • Corregir los retrasos educativos y los bajos niveles de formación.
  • Evitar y solucionar el abandono escolar temprano (jóvenes entre 18-24 años que no han conseguido un título equivalente a bachillerato o FP de grado medio, que están fuera del sistema educativo y que no están recibiendo ningún otro tipo de formación) para que estas personas puedan seguir formándose. Existe, además, un porcentaje importante de personas jóvenes que han abandonado el sistema escolar sin conseguir el título de enseñanza obligatoria (ESO).
  • Mejorar las competencias personales y profesionales.

¿Qué posibilidades hay? Vías de aprendizaje

Existen diversas formas de aprender, tanto en el sistema educativo como en el entorno laboral, así como vías no formales de aprendizaje:
  
  • Finalizar los estudios, tanto de educación inicial (primaria) como secundaria.
  • Programas no reglados de adquisición de competencias básicas en distintas materias: matemáticas, lengua (comprensión oral y lectora), informática,…etc.
  • Acceso al nivel de educación superior y de competencias en el entorno profesional (formación profesional para el empleo)
  • Vías no formales o informales de educación y formación (academias, cursos, talleres, universidad popular,…)

El diseño actual está basado en la FLEXIBILIDAD entre las distintas vías del sistema educativo y laboral, de modo que se pueda acceder de uno a otro, mediante la adquisición de títulos/ certificados o superando ciertas pruebas, facilitando las distintas formas de aprendizaje.

Se están potenciando especialmente los PROGRAMAS QUE COMBINAN FORMACIÓN Y EMPLEO (contratos formativos, formación dual, escuelas taller o talleres de empleo) que permitan trabajar y al mismo tiempo obtener un título o un certificado de profesionalidad.

Aprendizaje a lo largo de la vida
En la página del Ministerio de Educación “Aprende a lo largo de la vida” puedes encontrar información, recursos y enseñanzas y dispone de una útil aplicación de orientación y asesoramiento personalizada para conocer los distintos itinerarios que se ajustan a nuestras circunstancias.
Puedes consultar también la página de educación del Gobierno de Aragón y el servicio online gratuito de IberCaja Orienta, que te informa sobre distintas opciones y alternativas y te ayuda en la toma de decisiones.


Los 5 beneficios de seguir aprendiendo 

  1. La formación es un factor de prevención del desempleo, que facilita el reciclaje, la actualización y la adaptación a nuevos métodos y sistemas de trabajo.
  2. Si estamos en situación de desempleo, formarse y adquirir nuevos conocimientos y habilidades aumenta las probabilidades de acceso o reincorporación al mercado laboral. Puesto que en la mayoría de empleos se requiere un nivel académico o formativo mínimo (ESO, Bachillerato, Universidad, FP de grado medio o superior,…) obtenerlo nos dará la oportunidad de acceder a los diferentes procesos de selección.
  3. Aprender cosas nuevas o profundizar y ampliar lo que ya sabemos es una importante fuente de motivación y una forma de mejorar nuestra autoestima, confianza y seguridad.
  4. La formación es imprescindible si no queremos quedar excluidos o con pocas posibilidades de acceder a un empleo o mantenerlo; por ejemplo, en la actualidad son muchos los puestos de trabajo que exigen el conocimiento y manejo de informática y nuevas tecnologías o de idiomas.
  5. La gran variedad de métodos y sistemas de aprendizaje facilitan la adaptación a cualquier circunstancia personal (edad, condición física, responsabilidades familiares, nivel de estudios previo, etc) y/o laboral. Las nuevas tecnologías y el aprendizaje online han hecho más cómodo y accesible aprender, por lo que adquirir conocimientos digitales es básico para multiplicar nuestras opciones formativas.

Formación y empleabilidad

La empleabilidad mejora con mayores niveles formativos. Nunca es tarde para estudiar y formarse, cualquier edad es buena para seguir ampliando conocimientos o retomarlos, por lo que desde Inaem Orienta te animamos a consultar nuestro apartado de formación para obtener información sobre las distintas alternativas. Recuerda que también dispones de una amplia oferta de talleres online y de la ayuda de tu tutor/a personal para cualquier duda o consulta.

(Fuentes: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Departamento de Educación Gobierno de Aragón, IberCaja Orienta, Comisión Europea, INE, INAEM)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tarjeta del paro suspendida: ¿Qué hago?

El carnet de manipulador de alimentos NO existe

¿Joven y sin experiencia?. ¡Curriculum por competencias!